El arte de trabajar y vivir en equilibrio.

Terapia

TERAPIA

servicio-terapiaHacer terapia no es para locos como muchas veces se ha creído erróneamente. Más bien es todo lo contrario: es para personas cuerdas! Tan cuerdas que habiéndose dado cuenta de lo complejo que es – por momentos – SER un ser humano, también y sobre todo (!) se han dado cuenta de que ellos mismo pueden ser generadores de un cambio positivo en su vida. Es para personas tan cuerdas y valientes que están dispuestas a conocer la vida desde el lugar del protagonista proactivo tomando las riendas de su propia vida para vivirla plenamente.

Dalai Lama dice que todo ser humano busca dos cosas en la vida:

  • Ser feliz y
  • Evitar el sufrimiento

Siendo esto cierto, descubrimos que nosotros mismos en la mayoría de los casos somos co-creadores de nuestra propia desdicha e infelicidad. A través de un proceso de terapia, podemos tomar conciencia de cómo nosotros formamos parte activa de nuestras propias experiencias. Todo ser humano piensa, siente y actúa desde su(s) herida(s) y es cuando actúa desde ese lugar que se crea más sufrimiento.

Un proceso de terapia permite tomar conciencia de esa(s) herida(s), de cómo ellas son parte de nuestra motivaciones y forma de proceder; permite tomar consciencia de nuestra forma inconsciente de “sobrevivirla(s)” y de relacionarnos. Y con la toma de conciencia, sanarlas y transformarlas en fortaleza y trampolín para una vida mejor.
El pilar de un proceso de terapia es por ende el autoconocimiento. El proceso lleva a ampliar creencias de Vida y encontrar nuevas alternativas de acción. Es reconciliación con uno mismo. Es estar en armonía con el pasado y el presente. Es crearse un futuro mejor y diferente. Es aceptación, amor y confianza en la Vida.

NUESTRA VISIÓN
Trabajamos desde una visión totalmente humanista partiendo de la bondad esencial de todo ser humano y su tendencia natural hacía el bien. Nuestro método e instrumentos permiten despertar el potencial creador y amoroso de todo ser humano y acompañarlo hacia una solución satisfactoria para su propia vida e entorno. Permite asimismo identificar y desarrollar las capacidades que necesita la persona para vivir en paz.

CUANDO OPTAR POR UNA TERAPIA
Cuando te encuentras en/con:

• Adicción al alcohol, drogas, pastillas, trabajo, sexo etc
• Celos enfermizos
• Conflictos de pareja
• Conflictos con los hijos
• Conflictos con los padres
• Crisis personal existencial
• Depresión y sin sentido
• Descontrol y desgaste emocional
• Deseos de morir
• Dificultad en general para encarar la vida
• Estrés
• Infelicidad y sensación de vacio
• Miedos e inseguridades
• Problemas de autoestima
• Rabia y odio
• Síntomas físicos psicosomáticos (p.ej. alergias, dolores de cabeza, insomnio, mareo, tensión en la quijada, opresión en pecho, problemas digestivos etc